Mensaje de Muharram y Karbala de Jefe de Asuntos Religiosos Erbaş

Mensaje de Muharram y Karbala de Jefe de Asuntos Religiosos Erbaş

miércoles, 10 de agosto de 2022

El jefe de Asuntos Religiosos Erbaş, en su mensaje para el mes de Muharram, Ashura y Karbala, dijo: "Que Dios Todopoderoso ayude al mes de Muharram a terminar con los conflictos y la discordia, la agitación y las peleas, y fortalezca la paz y la hermandad"

Diyanet İşleri Başkanı Erbaş’tan Muharrem ayı ve Kerbela Mesajı

Diyanet İşleri Başkanı Erbaş’tan Muharrem ayı ve Kerbela Mesajı

Muharram, uno de los cuatro meses del Corán para ser respetado, fue descrito como el "mes de Dios" por nuestro Amado Profeta, señalando su virtud y abundancia de bendiciones y bendiciones divinas. Además, al ser el comienzo del calendario Hijri, nos recuerda la marcha de los musulmanes hacia nuevos comienzos en la frescura de unas buenas noticias. 10 de Muharram, que lleva huellas de la historia del Islam y la vida de los Profetas, se percibe como el Día de Ashura. Por otro lado, el mes de Muharram lleva consigo el dolor y la tristeza del martirio de Hussein y sus amigos, el bendito miembro de Ahl al-Bayt.

Desafortunadamente, el 10 de Muharram del año 61 de Hijri, uno de los amados nietos de nuestro Profeta Hussein y muchos de los setenta creyentes de Ahl al-Bayt fueron brutalmente martirizados en Karbala. Por eso, cuando el mes de Muharram llega a nuestros corazones con la tristeza de los tiempos dolorosos, casi revivimos ese dolor indescriptible.

Este triste incidente, que hirió profundamente los corazones de los musulmanes, ha sido la expresión común del mismo dolor y tristeza para todos los musulmanes durante siglos, independientemente de su geografía, raza, secta y cultura.

Por supuesto, el incidente de Karbala tiene mensajes que trascienden las edades más allá de un evento trágico en la historia. En este sentido, Karbala es un símbolo de una lucha honorable contra la injusticia, oponiéndose a la injusticia y sin renunciar a la justicia. Es el símbolo de un caminar noble, de lealtad y de mantenerse fiel a la palabra en nombre de la verdad y la verdad contra todo tipo de opresión.

Hussein, el epítome de la justicia, el coraje, el valor y la alta moralidad, que fueron brutalmente martirizados en los desiertos de Karbala, y sus seguidores, con su honrosa lucha contra la opresión, se han ganado un lugar excepcional en los corazones de quienes recorren el camino de la verdad. Aquellos que persiguieron a esas almas benditas y las martirizaron han sido condenados para siempre en las páginas oscuras de la historia humana.

Hoy, el mundo islámico se encuentra en una temporada de tristeza. Además de la tristeza que trae al corazón de los creyentes el dolor vivido en Karbala, las guerras, las ocupaciones, la pobreza y la soledad a las que se ha visto sometido el mundo islámico casi han convertido la geografía musulmana en una tierra de tristeza. Mientras los corazones arden con el dolor de Hussein y sus seguidores, que fueron martirizados por sus ambiciones políticas, muchas vidas continúan ardiendo en el fuego de la lucha, la discordia y el terror en la geografía islámica.

En este difícil proceso, todos los musulmanes se aferrando a la cuerda de Alá, el Corán y la Sunnah y dicen: "Los creyentes son solo hermanos". (Hucurat, 49/10.) tiene que hacer que el mensaje del verso domine la vida. Tiene que leer correctamente los amargos acontecimientos que han tenido lugar en la historia, como Karbala, y actuar con previsión y sentido común para eliminar la lucha que se vive hoy.

En esta ocasión, conmemoro con misericordia a todos los mártires de Karbala, especialmente a Hussein quien es el nieto de nuestro Profeta, el digno de la vida de nuestro Maestro Ali y nuestra madre Fátima y aquellos que sacrificaron sus vidas por el bien de la religión, la fe, la santidad y en el camino de verdad.

Que Allah Todopoderoso conceda un ocasión al mes de Muharram que terminen luchas y discordias, disturbios y disputas, y fortalezca la paz y la hermandad. Que sirva de base para la unidad en los tiempos de separación.

Prof. Dr. Ali Erbaş

Jefe de Asuntos Religiosos